¿Qué es el IPSI (Impuesto sobre la Producción, los Servicios y la Importación)?

Cuando hablamos del IPSI nos referimos a un tipo de impuesto indirecto que se impone a la importación, así como a la elaboración de bienes y a la prestación de servicios. Lo interesante a destacar sobre este impuesto es que solo aplica para las ciudades autónomas de Melilla y Ceuta.

A continuación profundizaremos un poco más respecto al Impuesto sobre la Producción, los Servicios y la Importación.

¿En qué consiste el IPSI y en dónde se aplica?

Es importante aclarar que si bien es cierto que las ciudades autónomas de Melilla y Ceuta forman parte del territorio español, ambas, al igual que las Islas Canarias, se encuentran bajo un régimen fiscal especial.

En dicho régimen fiscal se estipula precisamente el IPSI, el cual ha estado en vigor desde el año 1991. Como se mencionaba, es un impuesto que grava tanto la importación, como la elaboración de bienes, además de la prestación de servicios unicamente en las ciudades autónomas de Melilla y Ceuta.

Lo que sucede es que el ingreso de productos y servicios procedentes de otros sitios de la Península, incluyendo las Islas Baleares, está considerado como una importación. En consecuencia entran en vigor las normativas aduaneras de la UE. Con las exportaciones también sucede lo mismo ya que se aplica la normativa de IVA transfronterizo y por lo tanto todas las operaciones quedan exentas de impuestos.

Resulta prudente mencionar que el IPSI se aplicará a la producción o elaboración habitual de bienes muebles corporales, incluso si se llevan a cabo a través de ejecuciones de obra, realizadas por empresarios en el ámbito de su actividad empresarial. También se aplicará el impuesto a todos estos bienes en términos del territorio que corresponde a las ciudades de Melilla y Ceuta.

De acuerdo con la Ley 8/1991 de 25 de marzo, se consideran actividades de producción todas aquellas actividades ganaderas, extractivas, forestales, agrícolas, industriales, pesqueras y otras análogas. Asimismo, estarán bajo este mismo régimen, las ejecuciones de obra cuyo objetivo sea la construcción o el ensamblaje de bienes muebles corporales.

Consideraciones al facturar con el IPSI

Tanto en Ceuta como en Melilla no se factura con IVA, en su lugar se utiliza el IPSI. Sin embargo y como consecuencia de la buena relación comercial con la Península, dichas operaciones comerciales se encuentran exentas de impuestos indirectos. Es decir, no se aplica ni IPSI ni tampoco IVA.

A pesar de ello es conveniente considerar ciertos aspectos para empresarios y profesionales que facturen a Melilla y Ceuta.

  • Por un lado y en caso de que el destinatario del bien o producto sea un particular en Melilla y Ceuta, la factura tiene que ser emitida aplicando el IVA.

  • Por el contrario, cuando se trata de servicios relacionados con la radiodifusión, la televisión o las telecomunicaciones, que se presten a un particular de Melilla y Ceuta, entonces de debe aplicar el IPSI.

  • Para servicios específicos, ya sean servicios de publicidad, servicios financieros, servicios de ingeniería, incluso servicios de asesoramiento, que se presten en Melilla y Ceuta, se facturará con IVA. La razón de ello tiene que ver con que se considera que tanto la explotación, como la utilidad de dichos servicios, se lleva a cabo en la Península.

¿Qué es un autónomo dependiente?

En la economía actual, existen distintas maneras de trabajar y mantener nuestra economía estable. Y es cierto que, dentro del sector del trabajo autónomo, podemos encontrar diferentes maneras de trabajar y que nuestra economía sea más estable.

Debemos partir de la base de que el trabajo por cuenta propia, comúnmente conocido como autónomo, es una manera de ganar dinero y aumentar nuestra economía haciendo de una pasión un trabajo.

Tenemos la oportunidad de crear unos horarios marcados por nosotros mismos, encargándonos de todo lo relacionado con una empresa siendo nosotros nuestros propios jefes.

Qué es exactamente un autónomo dependiente

¿Qué es un autónomo dependiente?

Cuando hablamos de un autónomo dependiente, estamos hablando de un tipo de autónomo que se conoce con las siglas Trade y que tiene su principal actividad profesional o económica dirigida a un cliente o empresa en particular de la que recibe, como mínimo, el 75% del total de sus ingresos mensuales.

Existe una gran relación con los conocidos como “falsos autónomos”, estas personas que son contratadas por empresas pero que deben darse de alta como autónomos para poder trabajar ahorrándole los gastos de seguridad social a la empresa.

Es una reclamación que tienen las asociaciones de autónomos para conseguir una regulación que evite problemas de liquidez o problemas de contratos futuros a este tipo de autónomos dependientes.

Cómo funcionan los autónomos dependientes

Existen ciertas características y/o condiciones que tienes que cumplir para poder ser considerado un autónomo dependiente.

Algunas de las más importantes son:

  • En el momento en el que quieras entablar una relación comercial con un cliente o una empresa, tendrás que acreditar tu condición de autónomo dependiente, para esto tendrás que presentar documentación de tu registro como autónomo con un tiempo mínimo de 6 meses presentando una declaración de la renta o pagos a Hacienda.
  • Tendrás que tener registrado dentro del Servicio Público de Empleo Estatal el contrato que se lleve a cabo con dicha empresa o cliente para ser totalmente legal.
  • No podremos tener trabajadores de ningún tipo a nuestro cargo, ni contratar ni subcontratar a terceros para realizar ninguna parte de nuestro trabajo.

Aspectos a tener en cuenta como autónomo dependiente

La condición de autónomo dependiente sólo se puede dar con respecto a un único cliente o empresa, no podemos recibir el 50% de dos empresas diferentes con esta condición de autónomo dependiente.

Deberemos cumplir los requisitos para esta condición en toda la duración del contrato con esa empresa o cliente:

  • No disponer de trabajadores a nuestro cargo.
  • Tener todos los materiales y recursos para ejercer nuestro trabajo de manera propia.
  • La contraprestación económica por nuestra actividad debe ser pactada previamente y pagarse con factura.
  • Nuestro trabajo debe ser diferente al del resto de trabajadores de la empresa.
  • Respetar nuestros criterios propios, técnicas y principios a la hora de realizar nuestro trabajo.

En el caso de que nuestro contrato sea finalizado sin causa justificada por parte de la empresa o cliente, tendremos derecho a una indemnización por daños y perjuicios ocasionados que debe estar especificado en el contrato.

Qué es el modelo 311

¿Qué es el modelo 311?

Si eres autónomo o estás a punto de serlo, seguramente no tengas muy claro qué es el modelo 311, pero su importancia es vital dentro de la actividad de una persona autónoma. Es un documento asociado directamente al IVA, por lo que es necesario conocer qué es y cómo y cuándo presentar el modelo 311.

El modelo 311 de IVA

Podríamos definir este documento como la autoliquidación que debe realizar un autónomo con respecto al último trimestre del año en vigor. El modelo 311 es de obligado cumplimiento si nos encontramos dentro del régimen especial del IVA simplificado.

Lo que se busca con este modelo 311 es poder regularizar todos aquellos importes que debamos pagar o percibir por parte de la Agencia tributaria en referencia al IVA de nuestra actividad como autónomo.

Cómo y cuándo realizar la entrega del modelo 311

Como hemos especificado con anterioridad, el modelo 311 se realiza en referencia a nuestra actividad durante el cuarto trimestre del año. Es por esta razón por la que, la autoliquidación que realicemos del año presente, la tendremos que presentar durante el primer mes del año siguiente.

A modo de ejemplo, si somos autónomos en la actualidad, tendremos que realizar el modelo 311 refiriéndonos al cuarto trimestre del año 2019. Ahora bien, este modelo no podremos presentarlo hasta el mes de Enero del siguiente año, o lo que es lo mismo, en Enero de 2020.

Cómo podemos rellenar el modelo 311 de IVA

En la actualidad, la Agencia Tributaria aboga mucho por conseguir agilizar todos los trámites y el modelo 311 no iba a ser una excepción. Teniendo esto presente, es lógico pensar que podemos realizar los trámites de manera telemática a través del portal de la Agencia Tributaria.

Si no eres una persona que utilice tanto este tipo de trámites y prefieras hacerlo de manera física, no te preocupes: el modelo 311 también se puede entregar físicamente en nuestra oficina de la Agencia Tributaria.

Todo lo que debemos hacer es, dentro de la página web de la Agencia Tributaria, acceder a la zona de trámites y buscar el modelo 311. Sólo tendremos que descargarlo en formato PDF, imprimirlo y completar todos los campos a mano.

Cuándo debemos presentar nuestro modelo 311

Según hemos ido viendo, la creación del modelo 311 es con el objetivo de poder autoliquidar nuestro último trimestre del año trabajado. Con esto presente, es obvio pensar que tenemos que presentarlo en el primer mes del siguiente año.

Siguiendo este propósito, debemos realizar la presentación y registro de nuestro modelo 311 de IVA de nuestra actividad como autónomo dentro de los siguientes plazos:

  • Si optamos por hacerlo de manera presencial: tenemos entre el 1 y el 30 de enero del año siguiente.
  • Si queremos hacerlo telemáticamente: podemos entre el 1 y el 25 de Enero, con la domiciliación de pagos.

No resulta tan complicado saber qué es el modelo 311, siempre que tengamos presente para qué se utiliza y cómo y cuándo presentarlo.